Hereford y Braford en Buena Esperanza

  

La estancia realizó su tradicional remate en el Norte de Entre Ríos, con reproductores Hereford y Braford. Muy buena hacienda y gran acompañamiento de productores de todo el Litoral.

Con reproductores de las razas Hereford y Braford, cabaña Buena Esperanza llevó a cabo con éxito su 31º Remate anual. En sus instalaciones propias, situadas en la zona de Los Conquistadores, Entre Ríos, la estancia vendió con buena agilidad y precios interesantes, a productores del Norte de Entre Ríos y Centro y Sur de Corrientes
El remate tuvo como firma consignataria a Ildarraz Hermanos SA, con el martillo a cargo de Roberto Julio Ildarraz, Sebastián Garat y Bernardo Socias. La fría jornada no fue impedimento para que productores de gran parte del Litoral lleguen hasta la estancia en busca de la genética de Buena Esperanza, que ya lleva más de un siglo de selección y mejoramiento en Hereford, con la incorporación del Braford en los últimos años.
“Fue un remate que hace al contexto que estamos viviendo a nivel país. Si bien fue un remate duro, se vendió toda la hacienda. Hubo muchas manos”, dijo el gerente de Buena Esperanza, Jorge Bulman. El empresario comentó que si bien se vendió con dificultad el Hereford, comparado con años anteriores, los toros Braford anduvieron muy bien. “Y el vientre se vendió con mucha agilidad”, señaló.
En cuanto al comportamiento del mercado, Bulman consideró que “el Hereford de Buena Esperanza está cumpliendo el 31º aniversario y el Braford es el 5º remate. Hay una demanda mayor de toros Braford que de Hereford. La gente se da cuenta de las virtudes que tiene el componente índico del Braford, y eso se refleja en los precios”, explicó.
Bulman detalló que las ventas fueron ágiles, ya que en 3 horas y media de vendió toda la hacienda. “Así que estamos muy conformes”, dijo el gerente de Buena Esperanza, quien comentó que la mayoría de la hacienda quedó en la zona: lo más al Norte que fueron este año nuestros toros fue a Mercedes”, agregó.

Martillos
Sebastián Garat y Bernardo Socia fueron los martilleros que estuvieron a cargo del remate de Buena Esperanza. Ambos de la firma Ildarraz Hermanos SA, los subastadores se mostraron muy conformes con el desarrollo y el resultado de las ventas.
“El evento me pareció muy bueno en cuanto los valores. Por ahí faltaron algunas manos. Pero los precios son buenos, acordes con el momento que estamos viviendo. Buena Esperanza se está posicionando mucho en Braford, a través de toda su genética, y creo que se lograron muy buenos valores”, dijo Sebastián Garat.
Por su parte, Bernardo Socía sostuvo que “fue un remate muy ágil, con muy buenos valores, donde la gente acompañó muy bien. La hacienda estaba impecable”. Respecto a los precios entre las categorías, el consignatario comentó que “hay una pequeña diferencia del Braford, por encima del Hereford. Pero creo que muy bien las dos razas. El acompañamiento fue rotundo. Siempre lo es. La verdad que eso se vio reflejado en las ventas”.

 

Fuente: Diario "El Litoral"